Entrevista de Armando Rivera para el periódico Entretodos

El pasado mes de agosto, Armando Rivera del periódico Entretodos, me hizo una entrevista. Aunque el cuestionario era muy breve, muchas cosas vinieron a mi cabeza y aquí está el resultado. Ojalá la disfruten y se den tiempo de comentar y compartir. Agradezco a Diana Eréndira Reséndiz por mantenerme al día de mucha de la información que aquí comparto. Al final, agrego el enlace de la publicación.


1. Hay jóvenes que, dicen, no simpatizan ni se acercan con los escritores porque piensan que su ropa, modo de hablar y comportamiento en general son actitudes que forman parte de una pose, un estereotipo. ¿Qué piensa usted de esto?

Los tiempos han cambiado y también los estereotipos. Ya no funcionan esos estereotipos destinados exclusivamente a los hombres (autoeficaces, competentes, triunfadores o activos) y a las mujeres (dependientes, dóciles, complacientes o destinadas a la reproducción). ¿Cómo podemos resumir lo anterior? que estos estereotipos han dejado de ser vigentes en la actualidad. Ahora vemos un sin fin de campañas, una buena parte de ellas a través de internet, para aceptar aquello que es diferente. Sin olvidar la dosis de subjetividad que hay en la palabra "es". Los escritores son entonces personas como cualquier otra, escriben, presentan libros, hacen giras de promoción, pasan una buena parte del tiempo frente a la pantalla de la computadora, pero también tienen un trabajo, responsabilidades, hacen fila para realizar algún trámite, usan su celular para hacer cita con el médico. Es erróneo, y más ahora que la diversidad se ha vuelto parte importante de nuestras sociedades, etiquetar de tal manera al escritor, como también erróneo etiquetar a quien se dedica exclusivamente a las labores del hogar.
La figura del escritor ha cambiado y las redes sociales tienen mucho que ver en ello. Hay quienes tienen canales en Youtube, pienso por ejemplo, en Alberto Chimal y Raquel Castro (https://www.youtube.com/user/albertochimal), En Rompeviento TV (https://www.youtube.com/channel/UCBdM6w8S6kn90P0or3Z0kxQ) Sandra Lorenzano, hizo un programa maravilloso "Pasiones y obsesiones. Secretos del oficio de escribir", en el que entrevistó a diversos escritores (recuerdo con mucho aprecio las entrevistas que hizo a Alberto Ruy Sánchez, Cristina Rivera Garza, Rosa Montero y Julián Herbert). Periscope hace su parte como lo hará Confabulario TV que comenzará pronto a transmitir. ¿Qué efecto tiene esto? La cercanía, la familiaridad. Jaime Muñoz Vargas hace lo mismo en sus redes sociales. La apertura hacia lo personal, lo familiar, lo íntimo, prevalece como nunca. En el salón de clase, como parte de los Proyectos de Español, los alumnos elaboran una autobiografía. Como primer punto, leemos autobiografías de escritores mexicanos. Más adelante, escriben. Trazos en el espejo. 15 autorretratos fugaces (ERA, 2011), presenta a los escritores de cuerpo entero y por ello, es un libro que les gusta mucho. Leemos las autobiografías, las comentamos, hacemos algunos ejercicios. A la siguiente clase tengo más comentarios sobre la actividad porque consultaron aquí y allá. Entraron a Youtube o a otro sitio y conocieron a Hernán Bravo Varela, Daniela Tarazona, Guadalupe Nettel, a Chimal. Que Nettel, en el video, dijo muchas cosas que leyeron en el libro; que en Youtube conocieron a Primo, el gato de Alberto y Raquel. Esta emoción es muy interesante en los jóvenes. Los motiva, los mueve a leerlos, a seguirlos en face, twitter, instagram. Si compran sus libros, pues genial. Difícil pensar entonces en un escritor de pose y estereotipos.

2. ¿Debe el escritor ser un artista comprometido con la sociedad?

No sólo el artista. Todos debemos estar comprometidos. Como parte de una sociedad debemos estar interesados en el bienestar de la comunidad en que vivimos. Nos gusta deslindarnos de los problemas y culpar a los otros de lo vivido. Efectivamente, la situación del país es crítica, hay dolor, incertidumbre, miedo. Yo me refiero en este caso a cosas que son básicas para la convivencia, desde cuidar el agua, depositar la basura en su lugar, respetar las señales de tránsito, no usar el celular cuando está indicado no hacerlo, hasta vivir en familia. En algún momento, en estas conductas básicas, perdimos el rumbo. No sólo el artista, insisto, debe estar comprometido con la sociedad. Es decir, no solamente él debe actuar y con el término "actuar" no me refiero a sólo gritar, vociferar, arremeter. Esto es fácil. Lo difícil: conciliar, llegar a acuerdos, establecer soluciones objetivas que beneficien a todos, no a unos cuantos. Otra cosa difícil: respetar. No podemos exigir respeto cuando nosotros no lo llevamos a la práctica. Como dije antes: hablo de conductas básicas como esperar mi turno en la fila del banco. Acciones para muchos insignificantes pero que impactan y se vuelven acciones globales.
El artista vuelve palpable estos contextos resquebrajados. Tiene a su favor la herramienta del lenguaje, el pincel, las notas musicales, su cuerpo mismo, para reconsiderar el valor de la sensibilidad. Las mismas instituciones educativas tienen mucho trabajo en ello. Hay en México, talleres de arte (pintura, danza, fotografía…) con personas en situación o riesgo de exclusión, teatro social, arte-terapia, proyectos orientados a facilitar la expresión a través del arte a las personas con discapacidad, proyectos artísticos en instituciones totales (cárceles, hospitales psiquiátricos…), proyectos de capacitación profesional en actividades artísticas, y un largo etcétera. Menciono algunos ejemplos en concreto: 1. “La pollería cultural”, en el estado de Guerrero. Es un proyecto de Asunción Pineda y Diana Eréndira Reséndiz que intercambian a través de un taller una experiencia de creación artística por un pollo entero crudo; 2. “Cine bajo el cielo”, muestra itinerante cinematográfica al aire libre, sustentable y ecológica (https://www.facebook.com/Cinebajoelcielo) , lleva cine a plazas públicas y en comunidades alejadas del país. Funciona con una bici que impulsa la proyección; 3. Otro proyecto importante es “Habitajes” (http://www.iniciativaciudadana.org.mx/#!La-interculturalidad-en-Habitajes/c1zo4/56294c550cf258da0e8f6c14), una asociación que aborda el espacio público y el arte urbano para creación de comunidades. Su director es Emmanuel Audelo y entre sus propósitos están promover y analizar las prácticas artísticas en el espacio público desde un enfoque de derechos humanos, memoria, ciudadanía y de género; 4. “Las hijas de la violencia” (https://www.facebook.com/lashijasdeviolencia), proyecto contra el acoso callejero. “Las hijas de la violencia” nace como proyecto paralelo a una investigación escénica sobre la violencia de género. Busca, a través del arte performático, el punk y el video, abordar la violencia machista legitimada socialmente. Hay muchos ejemplos más de que los artistas están haciendo algo en México, si no en espacios físicos, a través de redes sociales. El proyecto de Acción poética (https://www.facebook.com/AccionPoeticaOficialmty/), encabezado por Armando Alanís Pulido, tiene mucho que ver en esto. Y como mencioné líneas arriba, la necesidad de sensibilizar y cambiar el rumbo.

3. ¿Considera usted que, a través de sus escritos, hizo una reflexión sobre los periodos de violencia o los acontecimientos trascendentes que ha tenido la región?

No debemos separar nuestra región de lo que acontece en el país y en el resto del mundo. Hablamos de diferentes contextos, lenguaje, situaciones, pero el impacto es el mismo. Me refiero a las familias que son quienes padecen en primera fila esta catástrofe. Entonces, lo que de manera personal he realizado, no se refiere sólo a la región, si no a lo que sucede en el país y, más allá de nuestras fronteras. Hace un par de años Ediciones El Humo, en su colección Ojo cautivo, publicó mi libro Visiones de la patria muerta. En él, me refiero a diferentes episodios de violencia en nuestro país y que se suma a otros muchos autores que han escrito desde el dolor. El primer libro que me viene a la mente es el de Sara Uribe, titulado Antígona González. Mi libro Visiones de la patria muerta, ofrece dos escenarios: el ideal y el que desafortunadamente vivimos a diario. Lo he subido a la red y se puede descargar de manera gratuita desde mi blog: http://nadiacontreras.blogspot.mx/. El de Sara Uribe también en: https://poesiamexa.wordpress.com/2016/06/13/sara-uribe/
En el 2014, inicié de manera virtual una Antología de poesía contra la violencia y a favor de la paz (https://poesiacontralaviolencia.wordpress.com/) a la que se han sumado diversas voces. En total, hasta el día de hoy son 52 poetas antologados. Hay una convocatoria permanente para participar en ella y tengo la fortuna de recibir excelentes propuestas de poetas no sólo del país sino del extranjero que escriben en español. En algún momento se apostó por un proyecto bilingüe, hay incluso algunos poemas en inglés, pero el proyecto tomó fuerza en español. Es otra forma de hacer frente a estas situaciones de vulnerabilidad. El internet, como medio para hacer palpable todas estas situaciones, con la ventaja de no tener barreras en cuanto a distribución, venta, etc. Esto es algo que debemos aprovechar de la red.
A la par de esta antología virtual, marcha la revista Bitácora de vuelos (http://rdbitacoradevuelos.blogspot.mx/), que se enfoca en la literatura y la cultura digital. La revista y los libros (editamos Ebook y EPUB para su descarga gratuita), ofrecen un espacio más para el planteamiento de ideas. Mi obra personal, la que he escrito en los últimos años, aborda de manera directa la situación del país, sin embargo, mi propósito es consolidar estos espacios virtuales para la difusión del arte y la crítica constructiva, elementos fundamentales en el desarrollo de nuestra sociedad.


Ilustración | Manjit Thapp

Comentarios