El libro electrónico y la lectura




Alumnos del Colegio Aleman para la materia de Metodología de investigación me hicieron esta entrevista. El tema: El libro electrónico y la lectura. Independiente de su valía, la dejo aquí como un cúmulo de reflexiones más sobre este tema maravilloso.

Entrevistador (E): ¿Cuándo se acercó a la lectura?
Nadia Contreras (NC): Comencé tarde, propiamente en secundaria. En casa te diré que no hubo muchos libros, sólo tres: La biblia, Mi ángel de la Guarda y un libro que mi madre me regaló cuando entré a secundaria. Se llamaba La muchacha y la pureza. Lo perdí, supongo; cambiar de residencia en repetidas ocasiones trae muchas pérdidas. Sé que algún día lo volveré a encontrar quizá en alguna librería de viejo.
         Entré en secundaria y pese a que era medio extraña, la directora y maestra de español, me eligió para los concursos de declamación. Tengo muy buena voz (como te habrás dado cuenta). Ahí comencé a leer poesía. El primer poeta que leí fue Amado Nervo. Me impresionó mucho su libro La amada inmóvil en el que reunía tres temas principalmente: el amor, la muerte y el dolor. Luego la lista creció hasta que aquellos volúmenes se volvieron incontables. 

E: ¿Existían los libros electrónicos en ese entonces?
NC: No, para nada, ni computadoras. Esto es “reciente”, te hablo de veinte años para acá. Cursaba los últimos semestres de preparatoria cuando usé por primera vez una computadora. Eran voluminosas pero muy prácticas. Mis primeros textos los escribí en máquina convencional, el primer y segundo libro que publiqué fueron escritos en máquina. Era muy divertida la sonadera de las teclas. En el medio periodístico nos decían aporreadores de teclas. Bueno, era así. Si te equivocabas, la catástrofe: recomenzar. La primera vez que escuché el término libro electrónico, fue a través del escritor Carlos Gutiérrez Vidal. En ese momento tenía un libro que quería “ver la luz” y Carlos me invitó a formar parte de su catálogo. La primera edición de ese libro llamado Figuraciones (luego se publicaría impreso) apareció en Crunch! Editores, la primera editorial en México dedicada exclusivamente a la publicación de eBooks gratuitos en español. Te comparto información de la editorial http://www.literaturalibre.com/2008/08/crunch-editores-ebooks-gratis/ y el link de mi libro https://archive.org/details/CRP007

E: ¿Usa libros electrónicos ahora? Si es así, ¿desde cuándo?
NC
: El libro electrónico es mucho más accesible para quienes nos dedicamos a escribir; es incluso más cómodo. Para quienes escribimos sobre libros, nos ahorró mucho tiempo de transcripción. Claro, cumpliendo las reglas para hacerlo y con la debida responsabilidad que lleva esta acción. Desafortunadamente ahora la vida se trata de copiar y pegar pero las cosas no se hacen así, hay normas para ello.
         El libro electrónico sintetizó esta tarea, costos y por supuesto, espacios. Tengo en casa muchos libros, imagino que arriba de 1500. De éstos, 800 están catalogados. Imagina los espacios para albergarlos. En la computadora, en la Tablet, en la Nook, y en el celular (una maravilla que también exista la sincronización) tengo la misma cantidad. Libros que llevo a todas partes. Hay quien dice que es incómodo leer en pantalla, te diré que me he acostumbrado y lo prefiero así. En los últimos cinco años me he hecho de más libros electrónicos que físicos.
         Como autor te diré que prefiero aún más el libro impreso. Hay una cuestión de pertenencia. Lo electrónico parece más efímero y incluso prescindible mientras que lo impreso no. Es como comprar algo y llevártelo realmente a casa. Me gusta la idea de la página impresa, el olor de la tinta, los acabados, el trabajo muchas veces artesanal que hay en que cada publicación. Es como el amor. Virtual no, físico sí. En fin, uso más el libro electrónico, pero la pasión por el libro impreso es muy fuerte.

E: ¿Qué opina de los libros electrónicos?
NC
: Como todo avance abren nuevas puertas y posibilidades también de llegar más lejos. El internet con cada una de sus herramientas (la publicación electrónica), rompe fronteras. El internet automáticamente se saltó el problema de la distribución y de la manera en cómo vender un producto. Tengo amigos que quieren leer lo que publico y sé que los libros les llegan a través de Amazon, tanto en digital como impreso. No hablamos de una revolución sólo del libro electrónico sino de todo lo que es tecnología en libros.
         Quienes hacemos libros electrónicos, por ejemplo, (soy responsable de un sello editorial digital que se llama Bitácora de vuelos. Edito una revista digital (http://rdbitacoradevuelos.blogspot.mx/) y edito también los libros de este proyecto, su distribución es gratuita en internet (http://bitacoradevuelosediciones.blogspot.mx/) tuvimos que aprender otros lenguajes, otra forma de hacer las cosas. El trabajo editorial es el mismo (edición, maquetación) pero el final, no. Aún sigo aprendiendo cómo hacer de nuestras propuestas editoriales más accesibles para todos los formatos. Es decir, no un PDF, sino un Epub que sea compatible con la mayoría de los lectores de libros electrónicos. Es decir, compatible con Kindle, Nook… etc. Es un trabajo maravilloso y más cuando miras tu producto respondiendo en cualquier dispositivo móvil. En Bitácora de vuelos ediciones hemos publicado alrededor de 15 libros digitales o ebooks, de autores de diferentes partes de México y del extranjero en lengua española.

E: ¿Usted considera que en algún momento los libros impresos, dejaran de ser utilizados?
NC
: No creo. No podemos borrar la historia así de tajo. Hemos llegado al libro electrónico gracias a la invención del libro y su evolución. Creo que más bien en una complementariedad entre estos formatos. Te lo diré así: hoy en día la poesía es también una revolución. De esa escritura en piedra, en cuevas, a mano, mecánica, digital, rescatamos hoy en día casi todo. Bueno, no escribimos en arcilla, ni en piedra, pero el poema se sigue haciendo tal cual, muchas veces a mano, en la hoja de un cuaderno, en la página electrónica (que finalmente es lo mismo). Luego, esta misma poesía llevada a soportes digitales. Aquí está la complementariedad de la que te hablo. Poesía visual, poesía electrónica, ciberpoesía. Hablo de una aleación entre lo tradicional y la tecnología (creo que aquí he escrito algunas cosas sobre ello: (https://goo.gl/jqR6CV) [URL acortada]. La literatura en combinación también con los avances tecnológicos. Aquí hay algo de eso: http://www.zonanoverbal.com/2014/08/romina-cazon.html. y vale la pena revisar el trabajo de Mónica Nepote, Carlos Salem, Karen Villeda, Defreds, Sergio Toporek, Irene G punto, Romina Cazón…
         No es un desplazamiento o la muerte de uno para la sobrevivencia del otro; más bien lo que se adapta a nuevas formas aprovechando todos los recursos digitales.

E: ¿Cuál es el impacto de la tecnología en la lectura?
NC: Mucho, por todo lo que te he dicho. Hay un artículo que escribí y albergué en mi página que se refiere a esto y responde completamente a tu pregunta. El texto se llama ¿Pretextos para no leer? (http://nadiacontreras.blogspot.mx/2017/02/la-lectura-es-un-temaque-siempre-brinda.html).

Comentarios

Entradas populares