Espejismos


(Por el corredor que atraviesa México hacia E.U, pasan 12, 2 millones de inmigrantes al año, el 6% mundial, según el informe de migraciones en el mundo de la Organización Internacional para las Migraciones-OIM)

1

Visión irrompible el desierto [1],
la sangre,
la arena-sangre,
la roca-sangre.

Dentro de la garganta,
lo que se mantiene erguido: el amor.
La fe, la tierra firme,
los músculos
son la imperfección de las costuras.

Ellos, los nuestros,
avanzan
tragándose el polvo,
los rezos, los susurros.

La frontera,
presagio brillante de lo bueno,
parece eso.


2

Salí de mi país con 200 lempiras [2].
Yo soñaba,
siempre soñaba.

Me fui de cacería,
a montear con mis perros.

Cacé una guatusa [3]
y por ella me dieron 200 lempiras.
Los 200 lempiras se acabaron.

En balsa,
caminando o en camiones,
crucé aduanas,
carreteras, huertos.

Siempre llovía.
Siempre tres o cuatro tormentas.



3

A partir del poema
“Líneas del mundo” de Luis Benítez

Un pie derecho
un pie izquierdo
en el corazón
de un pájaro muerto.

Los caminos funden
y los latidos
calcinan las alas.

Mira sus cabellos hechos nudos,
inflamados los pies, los huesos.
           
Y el vuelo ¿qué es?
           herida que atraviesa el desierto.

El que ve a las líneas del mundo
servir de trampolín a los pájaros
y de escalera a las almas,
sabe por qué no vuelan
y se guarda de contarlo.

[No debes dormir, no debes comer, no debes recordar].

Los caminos
no son una línea,
ni siquiera círculo.

Jaula.



4


[Del corazón
algo quedó corrompido]

Ellos gritando, vociferando.

                                    [Tuve que taparme la boca]

Gritos. Gritos. Gritos…

            [Me tapaba la boca
            tan fuerte
            como si tratara de fundir
            mi mano en ella]

Ellos juzgaban:
cosas de mujeres cubrirse el vientre,
llorar, suplicar.

El cielo de la tarde
recibía la asimetría
de aquellas manchas.
                       
Afuera,
una vez cerrada la puerta
el silencio de la muerte.

[Cuando La bestia paró, yo salí corriendo]


5

El que viene detrás
ahuyentará el tiempo.

Así dijeron:
el que viene detrás.

Y nos dio miedo,
y rezamos
pero el dolor,
aún con los rezos,
se extendió;
era la memoria
de nuestros hijos.

Desperté sin piel
ni siquiera para las caricias.


Poema publicado en el No. 2 de Caja de resistencia. Aquí el poema se presenta con algunas correcciones. Pido al lector considerar esta versión como referencia. 

Ilustración tomada de El vuelo artístico y musical

_________________

1. El Lempira (código ISO 4217: HNL) es la unidad monetaria de Honduras desde 1931. Se divide en 100 centavos. El organismo responsable de la emisión del Lempira es el Banco Central de Honduras. Circulan monedas de 5 y 10 centavos (aleación de cobre y cinc) y 20 y 50 centavos (aleación de acero y níquel). Circulaban monedas de 1 y 2 centavos (fabricadas con una aleación de acero y cobre).

2. El agutí centroamericano (Dasyprocta punctata), también conocido como, guaqueque alazán (Chiapas, México), sereque (Península de Yucatán), 1 cotuza, guatusa, ñeque, guatín, jochi colorado, cherenga, picure o añuje, es una especie de roedor histricomorfo (los puercoespines, las chinchillas, las cobayas, el capibaras, los agutíes, los tucu-tucus, el coipo y las jutías) de la familia Dasyproctidae que se encuentra desde el sur de México y Centroamérica hasta el norte de la Argentina, principalmente en los bosques, a menos de 2.000 m.s.n.m. La longitud de su cuerpo va de 42 a 62 cm; su peso de 2 a 3 Kg. El pelambre es castaño rojizo, más oscuro en las partes altas.

Comentarios

Entradas populares