Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

Paisajes entrañables

Imagen
Vuelvo a la infancia. Los pensamientos que no encuentro están ahí, en ese jardín, a simple vista. Algunas de las personas más entrañables corresponden a esa época. Además de la familia, me refiero a aquellas personas que, en que lo cotidiano, se permiten para con nosotros un momento, una revelación. Hay un episodio en todo esto, muy sencillo, que de una u otra manera, motivó la escritura.

Leandro tendría la edad de mi padre, pero para entonces, yo lo veía de edad más avanzada. Quizá la edad de tía Olivia o tía Clotilde. Ellas no tenían los mismos años, lo sé, no obstante, si había canas significaba que eran mayores. Leandro visitaba la casa con regularidad, éramos familia; mi padre lo veía como un hermano y yo, también. Aclaración: hasta el día de hoy lo que dice mi padre tiene un valor muy alto.

Leandro llegaba a casa y por esa época yo comencé a jugar con una cámara fotográfica improvisada. Una caja de cerillos con un lente y un obturador imaginarios. Eso bastaba. Comencé a tomarle…